Inicio
Biografía
Prensa
Contacto
Alberto Cortez, el Original
 
El Auténtico Intérprete de la Música Popular Cubana y Caribeña
Debutó a los 14 años con "Don Alberto y sus Caribes"

Alberto Cortez en el Embassy de Lima

1954 - Alberto Cortez en el Embassy de Lima

Alberto Cortez nació en el puerto de El Callao, en Lima, Perú, el 25 de Octubre de 1929, fue hijo de don Isaías Cortez, teniente de Resguardo Aduanero y de doña Julia Alberta Olaya, costurera y madre de otros ocho hijos.

Alberto inició su carrera musical en 1938, al ganar un concurso infantil que organizaba Radio Callao. Nuestro precoz intérprete, desde niño se sentía atraído por el ritmo y las canciones que por esa misma época traían las orquestas cubanas que llegaban por vía marítima al Perú. Primero fue el maestro Ernesto Lecuona, al que acompañaba como cantante su hermana Margarita, luego la Orquesta de Jaime Camino y tiempo después la Orquesta Rumba Habana.

Como otros niños del barrio, se ganaba algunas monedas como "picasales", rascando el óxido y pintando barcos que anclaban en el Puerto del Callao, así, se daba sus escapadas para contemplar con admiración a los músicos cubanos que desembarcaban portando tumbadoras, bongós, maracas y otros instrumentos, luciendo guayaberas y sombreros de palma.

Fascinado por el ritmo cubano, a los 14 años, ya por 1943 debutó con su primer conjunto musical al que llamó "don Alberto y sus Caribes", las camisas y sus respectivas guaracheras se las confeccionó su madre. Pero sus sueños iban mas allá, soñaba dirigir una gran orquesta, en grandes escenarios.

Alberto Cortez con La Tongolele

1950 - Alberto Cortez con la famosa vedette tahitiana "La Tongolele", acompañados por el percusionista peruano Pepe "Ébano", en la boite El Pingüino de Lima

Su vida profesional, se inicia por esa época, cuando el gran saxofonista César Augusto Altamirano, previo permiso de su madre, lo llevó a cantar con su orquesta las guarachas que popularizó el cubano Orlando Guerra "Cascarita".

Por 1947 ya conforma su propia orquesta: "Alberto Cortez y sus Panamericanos", lo acompañaban 15 músicos, no duró mucho tiempo, el Palacio Oriental que los contrató no cumplió con la paga.

En 1948 el maestro Carlos Pickling lo lleva como Crooner de la Orquesta de las Américas hasta 1950, época en la que todavía menor de edad, contrae matrimonio con la debida dispensa judicial con Flora Bertha Sotomayor. De esa unión vinieron tres varones, uno tras otro.

Ese mismo año de 1950 recibe una buena oferta de Carlos Noya para incorporarse a la Swing Maker Band, orquesta que junto con la de Carlos Pickling, eran las mejores del Perú. Actúan en el Country Club de Lima, Grill Bolivar, Círcolo Sportivo Italiano, Lawn Tennis de la Exposición, La Cabaña, El Pinguino, La Laguna de Barranco y la Boite Embassy, donde hacía bailar a las mas famosas vedettes internacionales de la época: La Tongolele, María Antonieta Pons, Blanquita Amaro, Eda Lorna y otras, compartiendo escenario a su vez con Rita Montaner, Dámaso Pérez Prado, Olga Guillot, Fernando Fernández, Raul del Castillo, etc.

En 1951 cuando llega a Lima Dámaso Pérez Prado, entre sus músicos, estaba el saxofonista argentino Angel Bagni (Freddy Roland), quien se queda en Lima y le propone a Alberto conformar una nueva orquesta, con la que permanece una breve temporada, discrepan por lo del repertorio y retorna Alberto a la Swing Maker Band.

Alberto Cortez y Orquesta

En Madrid

Fue a mediados de 1954, cuando debuta nuevamente con orquesta propia en la Boite Embassy, graba cuatro discos de 78 rpm para el sello MAG que fueron un suceso. Los sueños de Alberto empiezan a hacerse realidad. A partir de ese momento su carrera como cantante y director de orquesta es vertiginosa, es en el Embassy precisamente que fue contactado por el empresario artístico Angel Castesana, representante entonces del famoso tenor Tito Schipa, quien le propone un contrato para viajar con orquesta y todo para inaugurar la Boite Pasapoga de Caracas, durante los carnavales de 1955.

Venezuela vivía una época de opulencia, en consecuencia era un excelente mercado para los espectáculos. Comparte escenarios en esa oportunidad con la gran Josephine Baker (E.E U.U), Imperio Argentina (España) Bola de Nieve (Cuba), Tito Guizar (México), Benny Moré (Cuba), Tito Rodríguez y su Orquesta (Puerto Rico), Ñico Saquito y sus guaracheros de Oriente (Cuba) y la famosa Orquesta de Machito (Cubano residente en E.E U.U). Con su orquesta acompaña también, en esa oportunidad al propio Orlando Guerra "Cascarita" (Cuba), al tenor Alfredo Sadel (Venezuela), y a Alberto Beltrán "El Negrito del Batey" (República Dominicana).

"Alberto Cortez y su Orquesta" triunfa en Venezuela. Fue contratado por una semana y se queda un año, recibe un sin número de ofertas y durante ese año inaugura el Canal 4 de Televisión y realiza presentaciones en diferentes ciudades, decide llevar a su familia, pero su vida artística parecía incompatible con la vida matrimonial, por lo que hay conflictos en la pareja y la esposa regresa a Lima con los hijos, mientras nuestro personaje sigue cosechando éxitos.

Los Churumbeles de España

1955 - Alberto Cortez con los integrantes de su orquesta y con Juan Legido de "Los Churumbeles de España" en la boite Pasapoga de Caracas, Venezuela

Durante la gira en Venezuela coincide en Maracaibo con Benny Moré "El Bárbaro del Ritmo", quien lo busca porque había olvidado en La Habana sus partituras y sabía que el "peruano" interpretaba algunos temas de su repertorio. Cuenta Alberto que fue un hermoso encuentro, en el que el "Benny", con la generosidad que le caracterizaba, se mostró gratamente sorprendido de que un peruano cantara sus canciones en la forma que lo hacía y entusiasmado lo invita a Cuba.

Llega a España en marzo de 1956 para una temporada de tres meses en la Sala de Fiestas CASABLANCA, debuta con gran éxito el 12 de abril, le acompañaban entre otros, el compositor y pianista Ernesto Duarte Brito, el contrabajista Raimundo Pía ambos cubanos y el percusionista peruano Pepe "Ebano" quien vino acompañándole desde Perú.

Después actúa por una temporada, también de tres meses en el Restaurante Parque Jardín VILLARROSA, uno de los mas grandes de la Europa de ese entonces y para cerrar la temporada de verano actúo en el Restaurante PAVILLON, a la par que el catalán Xavier Cugat y su orquesta. Por esa época se compromete con la bailarina española Carmen Rinconada, con quien tuvo cuatro hijos.

En el invierno del 56 al 57 permanece en Madrid por una temporada en la boite PASAPOGA de la Gran Vía, por entonces muy acreditada y donde concurrían empresarios artísticos de toda Europa para hacer sus contrataciones.

Radio Madrid

1956 - Alberto Cortez actúa en la inauguración de Radio Madrid

De allí surge el contrato para actuar con su orquesta en la película FAUSTINA, protagonizada por María Félix y Fernando Fernán Gómez. Actúa en RADIO MADRID junto con Carmen de Lirio y en el show inaugural de la TELEVISIÓN ESPAÑOLA junto a Pedro Vargas, Imperio Argentina, Miguel Aceves Mejía, entre otros artistas reconocidos. Paralelamente, su representante Ricardo Márquez Guerrero celebra contratos y coordina giras por distintas regiones de España.

Va a Pamplona y actúa en el Club de Tennis durante las Fiestas de San Fermín, a las Fallas de Valencia donde alterna en el mismo programa con Yma Súmac, a las Fiestas de San Lorenzo de Palencia, participa en las Fiestas Mayores de Barcelona y en la Feria de Sevilla, regresa a Madrid y se mantiene una temporada, alternando con Joan Manuel Serrat en El Florida Park.

En 1958 Sarita Montiel le lleva para actuar en los Carnavales de Campo de Criptana en La Mancha y respondiendo a otras contrataciones también actúa en el Real Club de Tenis de San Sebastián y en el Club "El Abra" de Bilbao.

Regresa a Madrid y encuentra la soñada invitación para actuar en Cuba. Su representante Ricardo Márquez viaja a la Isla para hacer las coordinaciones, pero, lo sorprende la "Revolución" y no puede desembarcar, por lo que Alberto Cortez, nuestro personaje, tiene que cambiar de planes.

En Madrid

1956 - Alberto Cortez con su orquesta en la Sala de Fiestas "Casablanca" de Madrid. Al piano, el notable pianista y compositor Ernesto Duarte Brito

Es contratado para una temporada en la Sala de Fiestas H.J.Hay y arma su orquesta con músicos cubanos que habían llegado con Pantaleón Pérez Prado, hermano de Dámaso y que no podían regresar a Cuba por lo de la "Revolución", entre éllos estaba Israel Cachado.

Viaja a París en 1959 invitado por el empresario artístico Cuban Peet para una función de gala, allí conoce al contrabajista cubano Rafael Chapotín, quien lo propone para actuar en la Boite- Restaurante KERN SAMBA, donde actúa con su show para el film musical "EUROPA DI NOTTE" de Alessandro Blasetti.

A fines de 1959, con el mismo Cuban Peet viaja a Amberes (Bélgica) también para una función de gala, allí trata con monsieur Sergio Orbostel del exclusivo KILT CLUB quien le contrata para una temporada. También en Amberes le proponen trabajar en el WIJNKELDER y posteriormente en Bruselas lo contratan para actuar en el "CANNE DE SUCRE", acompañado en esa oportunidad por el saxofonista Manu Dibango.

En vista de las ofertas de trabajo que recibe, trae a su familia de España, sus hijas Martha y Nelly estaban muy pequeñitas y Alberto Leopoldo nació en Amberes el 2 de mayo de 1960.

En la temporada de verano de ese año realiza una exitosa tournée por la costa de Bélgica, actúa en el CASINO DE BLACKENBERG, en el CASINO DE OSTENDE y finalmente en el famoso CASINO DE KNOKKE donde trabaja como solista y con carácter de exclusividad, lo acompaña la orquesta de Johnny Renard, compartiendo escenario con Nat King Cole, Johny Halliday, Silvie Vartan y Charles Aznavour. Con la misma orquesta graba un disco para el sello Elia Record y actúa para la televisión belga.

Disco de Alberto Cortez
EL OTRO "ALBERTO CORTEZ"

Tenía 30 años y para entonces una larga trayectoria internacional, era aclamado en los mejores escenarios, había grabado para los sellos Telefunken, Elia Record y Polidor. Había participado con su show, en cine, radio y televisión y el nombre del cantante y director de orquesta peruano era ya bastante acreditado, cuando hizo su aparición en Bélgica un joven argentino llamado José Alberto García Gallo, con tan solo 20 años, mucha audacia y pocos escrúpulos.

García Gallo había llegado con el conjunto folklorico "Argentine Ballet and Show" y ante el fracaso de esta agrupación y viendo el éxito alcanzado por el peruano ALBERTO CORTEZ con la música tropical, no tuvo mejor idea que suplantar la personalidad de éste, usando su nombre (artístico y de pila), y llega a grabar un disco con algunos temas de su repertorio, usando su propia fotografía y el nombre ALBERTO CORTEZ, pero todavía de manera bastante ambigua porque destaca el seudónimo MR. SUCU SUCU. El auténtico Alberto Cortez se ve obligado a iniciar una acción penal, por lo que el impostor desaparece momentáneamente de escena.

"Al finalizar la temporada de verano en el Casino Knokke viajé con mi familia a Madrid y cuando volví encontré un conflicto de grandes dimensiones, pues el propietario Sr. Jack Nelens me reprochó, con recorte de prensa en mano, el haber violado el contrato de exclusividad que nos unía, al grabar para el Sello MOONGLOBE. Desconcertado, fui a la disquera en Amberes donde por coincidencia encontré al impostor quien me dijo ser, con todo descaro porque me reconoció, quien había usado mi nombre para grabar un disco, me rogó que no hiciese público el incidente y se comprometió a no usar en el futuro el nombre de ALBERTO CORTEZ y usar como seudónimo el de MR. SUCU SUCU. Lo curioso es que cuando hablé con el dueño de la disquera, este se disculpó, asegurándome que se trataba de una confusión, que él había estado buscándome y este joven se había presentado diciendo ser Alberto Cortez. Lo anecdótico es que ambos pensamos que se trataba de un caso de homonimia.

En Wikipedia: ¿Por qué García Gallo asume el nombre "Alberto Cortez"?

Radio Madrid

La MOONGLOBE ya había hecho una inversión, y no quería perder su dinero, el joven cantaba bien y el disco ya estaba en el mercado. Pensé que el osado jovenzuelo cumpliría con la promesa de no volver a usar mi nombre, pero no fué así, porque casi inmediatamente salió otro mini-play que habían grabado junto con el anterior, lo cual me obligó a iniciar una acción penal ante la corte de Bruselas. Fue citado a los tribunales, pero cual no sería mi sorpresa, al constatar recién allí, que su nombre real, tal como figuraba en su pasaporte era JOSE ALBERTO GARCIA GALLO. La demanda no prosperó por ser ambos extranjeros, pero se tuvo que ir de Bélgica".

En 1962 el verdadero ALBERTO CORTEZ se integra a la orquesta Lecuona Cuban Boys, dirigida por los hermanos Bruguera compuesta por músicos que habían pertenecido a la legendaria orquesta de Ernesto Lecuona y también por el notable pianista cubano "Bebo" Valdez. Con ellos viaja a Hamburgo para actuar en el TANS LIDO, filman un documental para la TV. alemana y realizan una gira por distintas ciudades de este país. En 1963 regresa a Bélgica con la misma agrupación para actuar en el ANCIENNE BELGIQUE de Gante y Alberto permanece en Bélgica para cumplir un contrato con el MOULIN ROUGE de Bruselas, donde trabaja una larga temporada, manteniendo sus giras de verano por la costa belga.

En 1965 viaja a Lisboa respondiendo a una oferta del CASINO DE ESTORIL y se encuentra con un gran conflicto ya que, en Portugal el nombre de Alberto Cortez se identificaba con el argentino, produciéndose un escándalo periodístico que le obligó a interponer también una demanda judicial contra García Gallo en Lisboa.

En vista de lo ocurrido en Portugal, viene a Madrid en Octubre de 1965 y gestiona la patente que le permitiría legalmente defender su derecho al uso comercial de su propio nombre, la que le fue concedida por veinte años, en virtud de su trayectoria en España como consta en el Exp. 46.376 del diez de marzo de 1966.

Alberto Cortez y Bebo Valdez

Alberto Cortez y Bebo Valdez en la "Lecuona Cuban Boys"

La confusión fue cada vez mayor porque el susodicho José Alberto García Gallo había establecido residencia en España desde 1964 y en 1965 empezaba a hacerse conocido como autor. A pesar de todo, el verdadero Alberto Cortez siguió trabajando en España por temporadas. En 1967 actuó en el Restaurante MARIO y animó la Fiesta del Año Nuevo 1968 en LA PERGOLA de Barcelona.

En Julio de 1968 actuó en el TABARIS de Comarruga (Tarragona), al tiempo que interponía una demanda ante el Juzgado de Primera Instancia Número cuatro de Madrid, por la que García Gallo fue posteriormente detenido en el Aeropuerto de Barcelona. La Disquera Hispavox, con la que estaba grabando el álbum "Poemas y Canciones", pagó la fianza que le permitió quedar en libertad.

En 1969 Alberto Cortez (el verdadero) viajó a Nueva York y realizó una gira por los Estados Unidos, alternando con Tito Puente, Daniel Santos, Olga Guillot, Boby Capó y actuando en el show de Miguelito Valdez en New Jersey y en Miami en el Teatro Martí, en el show del cubano Leopoldo Fernández "Tres Patines". Continúó su gira por Centro América, Puerto Rico, México y permaneció un tiempo en la República Dominicana.

Alberto Cortez, regresó a Perú el 27 de diciembre de 1974, después de 20 años de ausencia y de éxitos, quería ver a los hijos mayores, ya adultos, a su madre y hermanos, por lo cual había aceptado una propuesta de la Compañía de Espectáculos del actor español Pepe Vilar para realizar una temporada en el Sky Room del Hotel Crillón de Lima. La querencia y nuevos compromisos artísticos lo fueron reteniendo, hizo varias giras por el interior del país, el público le era fiel y decidió traer a Perú la nueva familia que había constituido en República Dominicana. Posteriormente le tocó ser padre y madre de siete niños.

Alberto Cortez en Barcelona

1967 - Alberto Cortez, entrevistado en el programa "Cita a las 7" de TVE, con el periodista Manuel Martín Ferrand, en Barcelona

El tiempo pasaba rápido, se imponía la salsa y en consecuencia los sones, las guarachas, los boleros y los cha-cha-chas, pasaron a ser música para nostálgicos, el país vivía una situación caótica, la hiperinflación en la década del 80 afectaba en mayor medida todo lo que tuviera que ver con la recreación, ya no podía mantener su propia orquesta y como casi todos los artistas peruanos afincados allá, tuvo que realizar paralelamente muchos oficios para sobrevivir y mantener su familia, abrió un restaurante buscando algo que le garantizace una economía mas estable, pero esto le exigía mucha dedicación y le daba poco dinero, por lo que su aventura gastronómica no duró mucho tiempo. Trabajó en Radio Nacional, Radio La Crónica, y en RTP Canal 7 de televisión, actuando y conduciendo programas de música tropical, organizó el Festival de la Voz y la Canción en La Punta (Callao) y siempre atendía contratos para actuaciones especiales.

Es a fines del año 2000, cuando motivados por el fenómeno musical de Buena Vista Social Club, se reúne en Lima un grupo de veteranos que había cultivado la música tradicional cubana, entre ellos ALBERTO CORTEZ y deciden conformar una agrupación, desempolvan partituras y debutan el 22 de febrero del 2001 con el nombre de LA VIEJA TROVA (limeña) en el Centro Cultural El Portal de Barranco (El Ekeko), que conduce la productora y directora de cine Marita Barea.

La calidad musical de los integrantes, el apoyo de la prensa y la respuesta del público de diversas generaciones ha logrado que la agrupación después de casi tres años se mantenga en el mismo escenario y sea frecuentemente requerida para diferentes eventos en Lima y en otras ciudades del Perú

Al ver las fotos y recortes amarillentos que le alcanzó Alberto para la promoción de la LA VIEJA TROVA (limeña) la cineasta se entusiasma con el personaje y le propone participar en un proyecto para realizar un documental sobre su vida y trayectoria. Alberto acepta y así paralelamente al son de "Capullito de Alhelí" de Rafael Hernández surge el amor entre el cantor y la cineasta.

 

La Vieja Trova de Lima

La Vieja Trova de Lima

En Abril del 2002, con sus 73 primaveras, ALBERTO CORTEZ (el verdadero) ofreció un Concierto en el Teatro Peruano Japonés de Lima a manera de homenaje al legendario BENNY MORE, cantando temas complejos del repertorio del "Bárbaro del Ritmo" y haciendo gala en esa oportunidad de su vitalidad, carisma y de la impecable voz que lo llevó a tan importantes escenarios.

Unos meses antes, en el año 2001, en el barrio de La Macarena de Sevilla, se había producido un encuentro providencial entre aquel Pepe "Ebano" y Alberto Cortez Rinconada, hijo de nuestro personaje, quien había crecido en el barrio de Triana, al lado de su madre y hermanos, todos ellos madrileños, el había nacido accidentalmente en Amberes un 2 de mayo de 1960, cuando su padre cantaba en un prestigioso local de esa ciudad, su vida artística lo llevaba de un país a otro.

Alberto hijo dejó de ver a su padre cuando era muy niño, su imagen era difusa, sus padres se había separado y no se comunicaban entre sí, sabía que en 1969 había viajado para los Estados Unidos porque sus hermanas mayores se comunicaban con él, luego supieron que andaba de gira por Centroamérica, padres e hijos cambiaron de residencia simultáneamente y perdieron el contacto hacía 30 años, su gran ilusión era conocerle, su madre había muerto hacía poco tiempo y tenía la intuición que su padre vivía aún. Para entonces sus afanes estaban concentrados en su pequeño hijo, su mujer y la rutina propia de su trabajo como administrador y cocinero de su propio Restaurante-Pizzería de la calle Albaida # 47 del barrio de La Macarena. La guitarra y la bohemia las había abandonado hacía ya algunos años.

"Era un martes, nuestro día de descanso, yo vivo con mi mujer y mi chaval al lado del restaurante, ese día escuché mucho ruido en la calle, salí y ví toda la movida esa, pregunto ¿qué pasa?, y veo cámaras de televisión, los catering y todo eso, comentan que están filmando algo sobre Antonio Machín, ¿sabes lo que te digo?, en la esquina justamente esta el chalecito donde vivió Machín y a la calle esa le habían dado su nombre -Maní, el manisero se va....-, tararea ¿sabes lo que te digo?, como tanta gente, me quedé mirando lo que pasaba, cuando veo a Pepe, yo le recordaba, le había visto de chavalito y también algunas veces en la tele, mi madre comentaba que le decían "Ebano" por lo negrito que era y que había venido con mi padre desde Perú, pensé emocionado, quizás sepa algo de el, voy a esperar que termine todo esto, voy a hablar con él, así fue, a su lado estaba otro abuelo que como "Ebano" había tocado con Machín.

Estaba ansioso hasta que por fin pude acercarme e identificarme...- ¡Macho... pero claro! - "Ebano" me abrazó también muy emocionado, - pero si te estoy viendo - me presenta al otro abuelo, era Santiago Roges, - pero hombre!, yo también trabajé con tu padre, con lo bien que cantaba, Dios..., supe que estuvo en Bélgica varios años y supimos que fue para Estados Unidos, pero después le perdí el rastro - Pepe "Ebano" le interrumpe y me dice, - tu padre regresó al Perú, yo fui hace 25/28 años y en esa oportunidad lo ví, pero no supe mas, de que esta vivo, esta vivo y de que esta en Perú, esta en Perú, hace poco hable por teléfono con mi cuñado Abraham y me contó que habían estado juntos, actuando creo.

Con algunas cañas de por medio nos ganó la tarde y escuchar hablar de mi padre resultaba para mí como un sueño. Mi madre, nunca dijo nada negativo de él, pero tampoco decía cómo era, sabíamos eso sí, que no pudieron hacer mucha vida de familia por los continuos viajes de mi padre".

Fue un sábado de noviembre del 2001, EL EKEKO afichaba el "localidades agotadas", el público aclamaba al anunciar la animadora a don Alberto Cortez, y comenta brevemente su trayectoria, anotando a modo de confidencia don Alberto se encuentra sumamente emocionado por haber recibído después de mucho tiempo noticias de sus hijos en España.

Alberto Cortez, el auténtico, vive hoy entre Sevilla (España) y Lima (Perú) y continúa realizando presentaciones y cantando con el auténtico ritmo que lo hizo famoso en Europa.